Participante de la exposición "Semana de la madera CORMA 2014" Estación Mapocho
La madera posee un lenguaje propio, único y reconocible. Al provenir desde un ser vivo, su estética varía individuo por individuo, por lo que ninguna pieza será idéntica a otra. La madera produce un estímulo en las personas, tanto visual como táctil; un llamado a mirar y tocar que no se logra en otros materiales de igual manera. A partir de esto, nace el concepto “Visualidad de la madera”, que tiene como objetivo clave resaltar la estética de la madera como un elemento de enlace perceptual en las personas, es decir, evocar lo “natural”, producir un gran contraste entre lo urbano – madera, y crear un elemento de alto valor estético que pueda ser escogido por sobre el resto, pero limitado a los requerimientos de una bicicleta urbana.
Se decide trabajar con maderas cultivadas producidas en el país para poder aportar a la sustentabilidad del proyecto; Pino Radiata y Eucalipto Globulus. La finalidad fue simular un veteado, con el contraste que forma la tonalidad del Pino con la del Eucalipto.
El diseño del cuadro y las vainas de la bicicleta debía ser orgánico, basado en las raíces y ramas de un árbol, un diseño que optimice las propiedades mecánicas y elásticas de la madera a favor de los requerimientos de una bicicleta, pero que difícilmente funcionaría en otro tipo de material
Al ser utilizada en un contexto urbano,el terreno de ciudad no posee grandes pendientes, la bicicleta no requiere cambios ni suspensión, ya que la madera absorbe en gran parte las vibraciones producidas por el impacto del suelo. El uso de freno contra pedal satisface las exigencias y facilita su modo de uso.
Menciones